Presidente de la ACSP y CEO de Cerro Dominador, Fernando González: “Las señales de las licitaciones no son suficientes para que haya energía renovable 24/7”

Fdo Gonzalez2

Entrevista publicada en El Mercurio

El ejecutivo apunta a que el mercado chileno sigue siendo atractivo y competitivo, pero que se requieren cambios en los concursos para incentivar el uso del almacenamiento.
Si bien resta una última etapa de la licitación eléctrica para clientes regulados, revelada la semana pasada, la tendencia no debiese cambiar, con ofertas muy dispersas, pero con una clara marca a la baja, adelantándose precios incluso menores a los US$ 30 el MWh.

Esto es uno de los puntos que destaca el presidente de la Asociación de Concentración Solar de Potencia (ACSP) y CEO del proyecto Cerro Dominador, Fernando González, quien advierte eso sí que extrañaron en el concurso señales para atraer la participación de tecnologías que entreguen mayor resiliencia al sistema eléctrico, sobre todo considerando el estrecho escenario de las últimas semanas.

‘En los últimos dos meses, con una sequía muy importante y sin acceso a combustibles como el gas porque se estaba yendo a Asia, caíamos de nuevo en energías fósiles para cubrir las necesidades del sistema, y eso es algo que nadie quiere a futuro’, advierte González, quien añade estar conforme con el funcionamiento de Cerro Dominador y entrega detalles de Likana, iniciativa que apunta a desembolsos por más de US$ 2 mil millones.

—¿Qué le parecen los resultados de la última licitación?

‘Para construir estas obras de infraestructura es necesario tener estos contratos de venta, y la mejor forma de conseguir estos contratos es con las licitaciones. Esta licitación ha demostrado que son precios récord a nivel mundial, y ha mostrado la fuerza que tienen las renovables, por lo que desde el punto de vista del precio, la licitación fue éxito’,

‘Ahora, lo importante es ver más allá, de cómo es el mercado que queremos a futuro, porque los grandes ganadores han sido plantas renovables variables, y un sistema eléctrico para que sea robusto y resiliente, tiene que tener plantas que aporten flexibilidad. Claramente las señales que están dando las licitaciones no son suficientes para que haya plantas que puedan ofrecer energía renovable 24/7 con almacenamiento, por lo que una conclusión importante es que hay que hacer cambios para permitir el ingreso de este tipo de plantas’.

—¿Se trata específicamente de señales económicas?

‘Chile es un mercado muy competitivo y lo importante es que sea el mercado el que dicte cuáles son las tecnologías más competitivas, pero sí tiene que haber una señal para que haya energía 24/7 y que haya almacenamiento. Una cosa es pedir señales cuando el precio es cuatro veces más alto, pero hemos visto que tecnologías que aportan esto al sistema, como la Concentración Solar de Potencia (CSP), están en precios competitivos. No es que pedir un sistema que sea más sostenible y resiliente va a ser mucho más caro, pero lo peor que puede pasar es que la energía no esté’.

‘Hay un interés muy fuerte del mercado internacional de seguir apostando por Chile. Como grupo hemos manifestado que seguimos creyendo en el futuro de Chile y estamos dispuestos a seguir invirtiendo. Las condiciones son las ideales para hacer los cambios que se necesitan’.

—¿Cuáles son los planes tras la puesta en marcha de Cerro Dominador?

‘Estamos muy conformes, eso nos ha impulsado a seguir apostando por esta tecnología. Seguimos trabajando con nuestro proyecto Likana y esperamos adelantarlo lo más que se pueda a través de la firma de contratos. Este es un complejo de tres torres, muy parecido a Cerro, que estamos en etapa de desarrollo, pero estas plantas para ser financiadas requieren un mínimo de contratos, no necesariamente el 100%, pero estamos trabajando para acelerar el proceso y alcanzar un mínimo que permita financiar la inversión. Esperamos que la próxima licitación sea el catalizador para Likana’.

—¿Cuál es la inversión para este proyecto?

‘Para esta licitación el objetivo era construir la primera de las torres; una vez construida, seguimos avanzando en la contratación, seguiremos con la segunda y la tercera, el potencial es muy grande, porque cada torre son unos 200 MW. Estas tres torres son unos US$ 2.000 millones en inversión, pero otra ventaja que tiene es el impacto en la industria y el empleo, genera más oportunidades de desarrollo tecnológico y de empleo que otras tecnologías, y eso muy pocas veces se tiene en cuenta en las licitaciones’.

 

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *